Tumba%20fidel

La tumba de Fidel ya es uno de los grandes atractivos de Santiago de Cuba

Nadie que visite Santiago de Cuba quiere perderse la visita al cementerio de Santa Ifigenia. Allí ya descansaban los restos del prócer José Martí y los rebeldes del cuartel Moncada, y ahora se suma el valor excluyente de Fidel Castro.

No es grandilocuente. Casi por el contrario, es sencilla y modesta. No hay figuras esculpidas, ni caballos, ni ángeles. Ni siquiera un apellido. Tiene una placa que dice "Fidel" a secas. Sin fecha. Está, eso sí, a la entrada del cementerio de Santa Ifigenia, entre el Mausoleo de José Martí, Apóstol de la Independencia Cubana y el de los caídos en el asalto al Cuartel del Moncada, el 26 de julio de 1953. Era sabido que Fidel iba a ser enterrado allí, junto a ellos.

 

A pesar de que sufrió numerosos intentos de asesinato y envenenamiento, murió a los 90 años, el 25 de noviembre de 2015. Como estaba enfermo desde hacía varios años, el diseño de su tumba había sido encargado ya en 2006 al arquitecto Eduardo H. Lozada León, quien junto a su esposa, la también arquitecta Marcia Pérez Mirabal, realizó la concepción del recinto.

 

Se trata de una gran roca de casi 50 toneladas de granito extraída de la Sierra Maestra, tan asociada a la vida revolucionaria de Fidel, esculpida con la forma de un grano de maíz. La idea encuentra sustento en una frase de Martí que Fidel solía citar: "toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz".

 

Detrás de la placa de mármol con su nombre, la piedra está esculpida y revestida para contener dentro la urna de cedro con sus cenizas, que fue depositada allí por su hermano Raúl en una ceremonia privada.

 

Todos los elementos tienen un significado simbólico: las columnas del cercado son 19, en representación de las columnas y el pelotón Las Marianas, del Ejército Rebelde. Hasta las plantas fueron elegidas especialmente. Los helechos son propios de la Sierra y los cafetales aluden a los uniformes verde olivo, y su aroma recuerda el de las montañas.

 

El Mausoleo hexagonal de José Martí. Su féretro está cubierto por la bandera cubana. Autor: Soledad Gil

El Mausoleo hexagonal de José Martí. Su féretro está cubierto por la bandera cubana. Autor: Soledad GilFuente: Lugares

 

Hay dos soldados de guardia permanentemente, que no permiten a los turistas acercarse a la tumba en sí. Y como está al lado del Mausoleo de Martí de 26 metros de alto y 86 m de largo, que tiene un rimbombante cambio de guardia cada 30 minutos, el paseo suele prolongarse hasta presenciar esa ceremonia, con música y mucha solemnidad.

 

Las visitas y el interés del público han aumentado desde finales de 2015 y segurtamente será con el tiempo el hito más visitado del destino. Todos quieren acercarse a Fidel una vez en la vida. Aún quienes fuero y serán sus detractores no pueden negar su peso histórico. 

 

Facebook: https://goo.gl/a0iNwI
Twitter: https://goo.gl/sv3o9T
YouTube: https://goo.gl/YWhffm

Fuente: DDA
Contacto: Info@destinosdeamerica.com

 


Menú

Menu

Región Occidental

Cuba_america_678987

Región Central

Camaguey-cuba-renunciamos-y-viajamos-2

Región Oriental

Castillo_del_moro_2