P1000304

5 buenos consejos de una viajera para ahorrar dinero en Cuba

Marce Matamoros confiesa "Yo no viajo al estilo mochilero hardcore pero tampoco soy hija de Bill Gates, así que cuando viajo procuro ahorrar lo más posible y siempre ando en búsqueda de tips para que las cosas me salgan más económicas". Así que en esta nota compartimos sus 5 consejos de ahorro para los viajeros que estén en Cuba o pensando en ir.

“¿Cuba es un país caro?” Esta pregunta me la han hecho muchos amigos, quienes tienen antojo de ir pero temen que sea un destino para presupuestos holgados. ¿Mi respuesta? Un gran “DEPENDE”. En términos generales, Cuba es un país relativamente caro para uno como extranjero, pero al final es tan caro como uno quiere que sea. En mi opinión, el transporte es el rubro donde es a veces más difícil encontrar opciones económicas, ya que el combustible es bastante caro y las opciones de transporte público no son precisamente frecuentes o cómodas en su defecto.

Aún así, se puede ahorrar dinero en Cuba con alguno sencillos “volados” que les cuento a continuación:

 

1) Hospedarse en áreas y ciudades no tan turísticas

 

La primera vez que fui a Cuba fue con un paquete, debido en parte a la inexperiencia y a que no tenía idea de como funcionaba nada allá. Si ya planear un viaje a otro país a veces complicado, hacerlo en Cuba que es una especie de universo paralelo se me hacía intimidante. Así que fue hasta después que me di cuenta de ciertos gastos extra que pude haber reducido, entre ellos, los costos de hospedaje.

Esa primera vez me hospedé en dos hoteles grandes de La Habana: el Riviera, ubicado en el barrio de Vedado; y el Inglaterra, en plena Habana Vieja. Aunque son ambos son hoteles considerados “finos”, la realidad es que a veces la experiencia se vuelve surreal porque cosas tan básicas como el baño (Inglaterra) o el aire acondicionado (Inglaterra, Riviera) no funcionan. En el Inglaterra tuvimos que pedir que nos cambiaran de habitación porque el aire hacía un ruido infernal y olía terriblemente a humedad. Nos cambiaron a otro cuarto, pero aquí el agua del sanitario se salía a ratos. Como no había otra habitación disponible tocó aguantarse, de lo contrario hubiéramos tenido que sacar dinero de donde no había para hospedarse en otra parte.  Viendo luego los precios de cada hotel por separado, para tener una referencia, me di cuenta que andaban entre los $150 y $300 la habitación por noche!!!

Asimismo, hospedarse en Habana Vieja, aunque este cerca de todos los atractivos, implica estar en la zona más cara de la ciudad. Un mojito acá puede costar hasta $5CUC (1CUC=1 dolar), mientras que en Vedado por ejemplo puede salir en $2 o $3. Eso por mencionar sólo un ejemplo. Al ser la zona más turística, los timadores y vendedores de cachivaches también van a intentar hacer el agosto, aunque sea vendiendo cucuruchos de maní a $1 cada uno (y si les dices que valen menos te hacen mala cara).

Yo recomiendo, en vez de Habana Vieja hospedarse en el Vedado, que es un barrio grande, con muchas opciones de hospedaje, comida y menos turístico. Si bien hay que gastar de repente un poco en taxi, pues se ahorra en otros rubros. Si de verdad quieren quedarse en Habana Vieja, mi consejo es buscar hostel o casa particular y comer en los paladares o restaurantes que están más del lado de Centro Habana (es decir, siguiendo para dentro del Barrio Chino o detrás del Capitolio).

Este consejo también aplica para otras regiones de Cuba, por ejemplo Varadero. Al ser un destino todo incluido, los precios en hoteles no bajan de los $70 por noche y eso en el hotel más baratico. Así que si de verdad tienen ganas de conocer esta playa, hay 2 opciones cómodas:

a) Buscar un Airbnb que quede en la parte “turística no tan turística”, es decir es los primeros 5 km de playa (Varadero es un especie de lengua de tierra con 18 km de playa). Ahí se pueden encontrar casas y hostales con habitaciones entre los $20-35 CUC.

b) Quedarse en Matanzas, que es una de las ciudades más cercanas. Matanzas no es precisamente un ciudad súper turística, de hecho cuesta ver extranjeros ahí y no hay demasiado atractivos para ver, así que los precios para quedarse son más cómodos. Nosotros estuvimos en un hostal que costaba mas o menos $30 CUC por noche y por $2CUC adicionales nos incluían un desayuno mortal, con pan, repostería, fruticas, huevos, café y jugo. De ahí a Varadero son como 30 minutos de viaje, que en taxi colectivo sale bastante económico.

 

2. Usar los taxis colectivos

 

Moverse en Cuba puede ser en una aventura interesante. Entre las cosas que pueden pasar está quedarse atrapado en un lugar donde no hay forma de devolverse o sufrir amargamente para conseguir un pasaje de Viazul para viajar a otra provincia. Pero bueno, esas anécdotas quedarán para otra. Ahorita lo que me interesa es contarles sobre una de las formas más económicas de moverse en Cuba: los taxis colectivos.

Estos taxis, llamados también “almendrones”, son básicamente carros particulares que transportan gente por un precio específico. En mi país le llamamos a este tipo de transporte “pirata”, pues de algún modo está al margen de la legalidad y no es avalado por el gobierno. Pero como en Cuba todo funciona distinto, acá los almendrones andan tranquilamente y son de hecho el modo en que los cubanos de a pie se mueven de un lugar a otro.

El meollo del asunto esta aquí: para que salgan más baratos conviene andar pesos cubanos  encima. Si la idea es pagar en CUC, salen casi igual que pagar un taxi oficial, al menos si se trata de una carrera privada. Así las cosas, también hay que tener en cuenta ciertas mañas:

a)Uno no fija la ruta, ellos llevan su ruta y usted escoge si le sirve o no. Es muy útil de hecho estudiar primero la ubicación de ciertas calles y puntos para poder desempeñarse mejor, pero como no siempre es posible, basta con preguntarle al taxi si va por alguna ruta cerca al punto donde se quiere llegar. A veces le dicen a uno la calle y uno se queda con esa cara de pregunta, pero por fortuna los cubanos son gente muy amable y de seguido le van a confirmar si le sirve o no.

b) Para parar un taxi más fácilmente hay que levantar la mano e inclinarla “geográficamente hablando” hacia el lado donde uno va. Así por ejemplo, en Varadero nos dijeron “Si vas para Cárdenas, señalas para la izquierda. Si vas para Matanzas, señalas para la derecha”. Si uno hace el gesto normal de tomar un taxi, puede que no paren porque piensan que uno va para X lugar solamente por la “inclinación” de la mano y no es la ruta que ya llevan hecha (recordemos, la ruta no la define uno, a menos que sea carrera privada”.

“Bueno Marce sí, pero y el precio?” Estarán pensando ustedes. Pues es variable obviamente, pero para que se hagan una idea: un taxi colectivo a Varadero desde La Habana cuesta $25 CUC por persona, mientras que la misma carrera pero privada sale en $80-100 CUC aproximadamente. Otro ejemplo: de Vedado a Habana Vieja, un taxi oficial te cobra minimo $5CUC por carrera privada, en taxi colectivo puede ser de 20 CUP, que equivale a poco menos de 1 dólar.

 

3. Al ver un restaurante lleno de cubanos, hay que entrar a comer allí

Al contrario de lo que mucha gente piensa, Cuba ya no vive en los tiempos de la cortina de hierro. Muchas reformas se han hecho en los últimos años, sobre todo desde que Raúl Castro asumió el poder, favoreciendo algunos emprendimientos sobre todo en el área gastronómica. De esta forma, ahora hay muchísimas opciones para comer y para todos los gustos y presupuestos.

Este consejo puede sonar un poco obvio, puesto que aplica en muchos países y no sólo en Cuba, es decir, que los lugares más baratos suelen ser aquellos donde comen los locales. Sin embargo aquí es particularmente cierto, dado las circunstancias del país. De esta forma, si ustedes van caminando y ven un paladar (restaurante pequeño) donde no hay un sólo turista y sí muchos cubanos, paren ahí, que casi de fijo es rico y barato.

Por ejemplo, un plato típico en Cuba es el pollo a la plancha acompañado de vianda (verdura hervida o frita), ensalada y congri (arroz y frijoles mezclados). En un restaurante turístico esto podría costar entre $5 y $10 CUC, mientras que en un paladar de cubanos cuesta aproximadamente unos 40-50 CUP ($1.5-2 CUC mas o menos).

 

4. El CUP, el mejor amigo para los gastos pequeños

 

Si no lo han notado, hace rato vengo hablando entre líneas de este tema. El peso cubano, o CUP, es la moneda que usa la gente común y corriente, pues el peso cubano convertible, o CUC, es más la moneda destinada a transacciones turísticas. Aunque ambas monedas están cerca de unificarse, aún hay ciertos bienes que son mas baratos en CUP y por ello conviene siempre tener algunos en la billetera, sobre todo cuando se trata de gastos pequeños o “gustitos” como les digo yo.

¿Qué son gustitos? Un helado por ejemplo, un cucurucho de maní, un pedazo de pizza (dato curioso: todo el mundo hace pizza allá), unas palomitas de maíz, un juguito de guayaba, ese tipo de cosas que por lo general tienen los precios en CUP a menos que uno esté en un área muy turística.

También aplica para los taxis colectivos.  Uno los puede pagar en CUC, pero lo más posible es que no tengan vuelto en CUC y terminen dejándose la feria o dando cambio en CUP, con la consiguiente pérdida al ser una moneda más devaluada. La primera vez que fuimos a Cuba en 2014 no era posible cambiar euros por CUP en las CADECAS (casas de cambio del gobierno), así que la única manera de conseguir CUPs era pagando en CUCs y asumiendo la pérdida. Como en Cuba las cosas cambian literalmente cada semana, ahora sí es posible cambiar euros por CUPs en los hoteles o casas de cambios. Obvio que la tasa no es la más favorable, pero por lo menos la opción ya esta disponible.

 

5. Evitar las trampas para turistas

 

Este es otro consejo universal, pero que en Cuba también aplica en particular debido a circunstancias especiales. Las agencias de turismo en la isla son todas propiedad del gobierno y  ofrecen los mismos exactos destinos y paquetes turísticos a todo aquel que llegue a preguntar. Estos destinos suelen incluir atracciones que a veces no tienen nada de especial, pero es el enfoque que se le ha dado al producto turístico, y es muy difícil salirse del esquema…tanto así que incluso cuando uno quiere ir mas independiente, con un taxista por ejemplo, siempre van a recomendar esas tourist traps.

Ejemplos durante nuestro viajes? ¡Muchos! Si están en la zona de Matanzas, por ejemplo, TODO el mundo va a tratar de convencerlos de ir a las Cuevas de Bellamar, una especie de paradero turístico que alberga una galería de cuevas subterráneas donde no hay demasiado que ver. La entrada cuesta $5CUC por cabeza y si quieren llevar cámara son otros $5 por cabeza, sea cámara profesional o de celular. Si cometen el error de llevar cámara (porque no hay mucho que fotografiar y poco tiempo para sentarse a hacer una buena toma, si fuera el caso, ya que es un tour grupal de 35 minutos), van a terminar con una factura de $10 CUC que pudieron haber usado en pagar un taxi a Varadero por ejemplo.

 

 

NdlR: Sin dudas todo consejo es útil antes de viajar a un destino desconocido. Y este breve resumen del blog Travel Junkie CR nos pareció digno de compartirse. 

 

Web: www.destinosdeamerica.com
FB: Facebook.com/destinosdeamerica  
TW: Twitter.com/destinosamerica
YT: YouTube.com/c/destinosdeamerica
IG: Instagram.com/destinosdeamerica  

Fuente: TravelJunkieCR.wordpress.com
Contacto: Info@destinosdeamerica.com

 


Menú

Menu

Región Occidental

Cuba_america_678987

Región Central

Camaguey-cuba-renunciamos-y-viajamos-2

Región Oriental

Castillo_del_moro_2